PRIMERA CONSULTA INFORMATIVA GRATUITA 644 63 49 56 - 91 598 59 07 consultas@uden.giuntieos.com

Estamos viviendo una experiencia histórica la cual está cambiando nuestra manera de “estar” en el mundo. Hemos pasado de ir rápido gran parte del día a estar en casa todo el día; de contratar a gente externa para que cuiden a nuestros hijos a estar con ellos todo el rato; de trabajar fuera a teletrabajar teniendo que supervisar a la vez las tareas del “cole en casa”; de quedar con los amigos a llamarles y escuchar su voz o realizar una videollamada grupal; de no tener contacto casi con mis vecinos a quedar a las 20 con ellos a aplaudir, de ir al gimnasio a realizar ejercicios en el salón de casa; de ver a los abuelos de una forma muy asidua a no poder estar con ellos por protegerles…

Momentos de demasiados cambios que nos generan muchas emociones que, a veces, son difíciles de manejar.

¿Cómo podemos gestionar el día a día con nuestros hijos y con nosotros mismos?

  • Hablar con ellos de lo que está ocurriendo. Hay que explicarles cómo es la situación de forma clara, adaptando el mensaje a las edades de nuestras hijas e hijos. Darles espacio para que expresen sus preocupaciones, miedos y dudas.
  • Reorganizar nuestras rutinas. Todo esto nos da sensación de control y no nos supone mucho esfuerzo. Permitiéndonos nuestro tiempo individual de adaptación y siendo flexibles con éstas.
  • Mantener el contacto con los amigos y la familia: teléfono, videoconferencia, redes sociales…etc
  • Si tenemos hijas e hijos adolescentes es importante favorecer que tengan contacto con sus amigos. Esto les va a ayudar a llevar mejor la situación.
  • Pasar más tiempo y disfrutar junto a nuestros hijos. Aprovechemos estos días para hacer con ellos esas cosas que normalmente no podemos hacer. Para ellos estar en casa no es un problema si están en buena compañía.
Disfruta junto a tus hijos
Disfruta junto a tus hijos. Aprovecha para hacer cosas que normalmente no hacéis juntos.
  • Utiliza el sentido del humor. Es importante centrarse en cosas agradables. Afortunadamente hay actividades divertidas, centra tu atención en estas.
  • Refuérzate y refuérzales por cada tarea, dificultad, meta u objetivo que estés realizando, por mínima que parezca.
  • Observa cómo gestionas esta situación. Se producirán situaciones intensas ya que los niños y niñas pueden estar irritables, frustrados, cansados… Trabajemos nuestra paciencia, comprensión y respeto. Reconozcamos sus emociones y las aceptemos y les ayudemos a gestionarlas.
  • Reconoce tus emociones. Puedes estar sintiendo este tipo de emociones que son naturales ante esta situación pueden ser miedo, incertidumbre, frustración, enfado, desorientación, aburrimiento, desmotivación, tristeza, agobio e, incluso, ansiedad.
  • Acéptalas, no te asustes por sentirte así, te lo tienes que permitir. Es importante reconocer cómo nos están afectando en nuestras conductas diarias para intentar cambiarlas.

Si tus emociones son intensas estamos aquí para ayudarte, cuenta con nosotros.

Puedes escribir un whatsapp al 644 63 49 56 y te contestaremos en un máximo de 24 horas.

Esta situación tan poco común es una experiencia dura, pero es bueno que la convirtamos en enriquecedora y de gran crecimiento personal. Nos ha hecho parar y centrarnos en el presente y en lo que es verdaderamente importante. Además, tiene un final. Ya va quedando menos.

¡ÁNIMO Y FUERZA A TODOS!

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS
Abrir chat